You are here: Home > Valores > Billy Elliot

Billy Elliot

Una película acertada, con una adecuada combinación de pinceladas de drama, de comedia, de testimonio social y de música y baile.

Billy es una niño normal, cuya familia vive un momento duro y de incertidumbre, pues, de un lado, su madre falleció hace unos años, así que la única fémina de la familia es la agradable y fantasiosa abuela y, de otro, porque el padre y el hermano están participando en la huelga de los mineros ingleses para reivindicar mejores derechos laborales, así que no entra mucho dinero en casa. Ello no quita para que el padre le de unos peniques a su hijo para que asista a clases de boxeo, deseo paterno que Billy cumple con frustración, pues a parte de un buen movimiento de piernas, carece de pegada y se siente como un inútil.

Un día de entrenamiento, Billy descubre algo que le llama poderosamente la atención, pues en el mismo gimnasio, en un rincón apartado, unas niñas asisten a clases de ballet. Casualmente el entrenador le pide a Billy que se quede para entregar la llave del recinto a la profesora de ballet, así que cuando todos los chicos se han marchado, él observa un rato la clase de las chicas hasta que la inquisitiva profesora le pregunta que qué hace ahí como un pasmarote y le anima para que se incorpore a la lección de ballet. Aun con cierta reticencia, Billy accederá a dar sus primeros pasos en la danza y pronto descubrirá que le gusta mucho más el ballet que el boxeo, que sólo le reporta algunos humillantes golpes.

La película nos habla de la vocación, de la ilusión, del sacrificio, de la frustración, de la necesidad de perseguir nuestros sueños, del amor y especialmente del amor por la danza.  Los sueños pueden cumplirse o no, pero lo importante es luchar por conseguirlos.

Billy-Elliot-and--250-gov-001 copia

 

Tags: , ,

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Comments are closed.