You are here: Home > Educación, Valores > Se cosecha lo que se ha sembrado

Se cosecha lo que se ha sembrado

Muchas veces buscamos un consejo que sea una solución rápida y milagrosa a nuestros problemas, como si fuera todo cuestión de un barniz superficial que arregle lo que se refiere a nuestras creencias más íntimas. 

Las personas que carecen, en su vida privada, de una verdadera calidad humana, pueden producir de modo ficticio (mediante el encanto y la habilidad personales, o mediante cualquier técnica de persuasión) una buena imagen “en las distancias cortas”, en un encuentro o un trato más o menos ocasional, pero esos rasgos secundarios no tienen ningún valor en relaciones personales prolongadas.

Podría compararse la forja de la personalidad humana a las labores del campo. Sería ridículo olvidarse de sembrar en primavera, holgazanear luego durante todo el verano y pretender acudir afanosamente en otoño a recoger la cosecha.

¡Cómodo, tus defectos como hijo son mi fracaso como padre!

La frase final da mucho que pensar sobre la responsabilidad de padres y educadores.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply


+ seis = 14