You are here: Home > Seguir la propia conciencia > Los descendientes (The Descendants), de Alexander Payne (2011)

Los descendientes (The Descendants), de Alexander Payne (2011)

Matt King (George Clooney), casado y padre de dos niñas, es un abogado inmobiliario demasiado ocupado en su trabajo, y también un hombre corriente sobrepasado por los acontecimientos: su mujer, Elisabeth, acaba de sufrir un accidente acuático que la deja en coma irreversible. No hay esperanzas de recuperación, sólo queda cuidarla hasta que muera. La situación se complica aún más cuando Matt se entera por su hija Alex, de que Elizabeth le engañaba. Mientras Matt intenta encajar las dolorosas noticias, debe recomponer la relación con sus problemáticas hijas la precoz Scottie, de 10 años (Amara Miller), y la adolescente rebelde Alex, de 17 (Shailene Woodley), al tiempo que se enfrenta con la difícil decisión de vender tierras de su familia algunas de las últimas zonas vírgenes de playa tropical en Hawai, con un valor incalculable. De lo trágico, Matt debe pasar a una profunda reflexión, a la aceptación de la situación, la comprensión, el perdón y el amor… que quizá aún puedan recuperarse.

“La tercera y definitiva toma de conciencia de la propia dignidad tendría que tener lugar en la edad adulta. Lo ideal es que, en esta fase de la vida, uno sea capaz de ser uno mismo, abandonando maneras de ser y fórmulas de comportamiento que buscan más la aprobación de los demás que la propia expresión de cómo uno es. Esto tiene un nombre: naturalidad”.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply


− 7 = cero