You are here: Home > Gobernarse a sí mismo en la adolescencia, Seguir la propia conciencia > Diarios de la calle (Freedom Writers), de Richard LaGravenese (2007)

Diarios de la calle (Freedom Writers), de Richard LaGravenese (2007)

La película cuenta la historia real de Erin Gruwell, una joven blanca —recién licenciada—, que acaba de conseguir trabajo como profesora en el conflictivo instituto Wilson, donde los intentos de integración racial en las aulas no dan resultado. Parece muy ingenua, alguien que en poco tiempo descubrirá que sus buenos deseos no bastan para ayudar a unos alumnos violentos y descontrolados. Pero Erin no se rinde —después de una primera clase que podría también haber sido la última— y sigue esforzándose por ganarse a sus alumnos animándoles, por ejemplo, a escribir unos diarios —a los que refiere el título—, donde plasman las difíciles condiciones de su vida. La película, muy sugerente, subraya cómo un profesor debe esforzarse por entender a sus alumnos, para darles la educación que necesitan y encauzar su rebeldía. Erin logra hacerles pensar en sus problemas de convivencia presentándoles el horror del holocausto, les aficiona a la lectura con sacrificios económicos personales que suponen el pluriempleo, y trae al instituto a la mujer que acogió en su casa a la célebre Ana Frank, inspiradora de la pedagogía de Erin de los diarios. Hilary Swank da el tipo perfecto de mujer idealista, risueña y tenaz, a la que mueve un noble fin. No es perfecta, ni sus enfoques pedagógicos lo son, pero tiene un sincero empeño por hacer que las cosas cambien a mejor, con logros notables.

“La edad juvenil está asociada a la rebeldía; pero ésta puede ser auténtica o conformista. Esta última es la de aquellos que no se preguntan nada, se dejan llevar, sobreviven a las circunstancias porque no tienen nada que les oriente, les guíe, les dé un sentido a sus existencias”.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply


seis × 1 =