You are here: Home > Seguir la propia conciencia, Temperamento > Jane Eyre, de Cary Fukunaga (2011)

Jane Eyre, de Cary Fukunaga (2011)

La historia —basada en la novela de Charlotte Brontë—, cuenta la historia de Jane Eyre (Mia Wasikowska), una joven contratada por Edward Rochester (Michael Fassbender), un hombre misterioso, para trabajar como institutriz de una niña en Thornfield House. La aislada mansión —y la inicial frialdad de su dueño—, ponen a prueba la fortaleza de la joven. Pero Jane, bajo su apariencia tranquila, esconde un carácter fuerte, una voluntad difícil de doblegar y un corazón rebelde que busca la felicidad en medio de la desdicha que la acompaña desde su nacimiento. Huérfana —y despreciada por los parientes que la acogieron en un primer momento—, fue enviada a una institución caritativa para niñas abandonadas cuyas terribles condiciones hacían que sólo sobreviviesen las más fuertes. Años después, en Thornfield House, Jane descubrirá por fin lo que significa ser una mujer libre —que sigue su propio destino—, y se mantendrá con firmeza y paciencia gracias a su personalidad firme y a un corazón generoso preparado para amar… si alguien la acepta como es.

“Otra de las cosas que sorprende a los profesores en los colegios, por ser poco frecuente en la adolescencia, es encontrar alumnos con una fuerte personalidad a estas edades: son reflexivos, saben lo que quieren, tienen principios acertados y firmes e intentan, en la medida de lo posible, ser coherentes con ellos. Impresiona la libertad con que funcionan por la vida, parece que no hay en ellos ninguno de los temores que a otros les atenazan…”

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply


× dos = 4