You are here: Home > Libertad > Un paseo para recordar (A Walk to Remember), de Adam Shankman (2002)

Un paseo para recordar (A Walk to Remember), de Adam Shankman (2002)

Landon Carter (Shane West) rememora su último año en el instituto y se acuerda de Jamie Sullivan (Mandy Moore), la chica que cambió su vida. Jamie era la última persona de la que podría pensarse que Landon se enamoraría. Hija del pastor baptista del pueblo, tiene un aspecto y ropa muy serios. Su confianza en sí misma no depende de la opinión de los demás. Landon, en cambio, es uno de tantos: un chico temperamental, que destaca en el instituto por su aspecto y su carácter, el prototipo de líder atractivo y popular. A sus amigos les divierte burlarse de los que no son como ellos, y suelen criticar a Jamie por su vestimenta sobria y por sus creencias. Una noche, una travesura que Landon y sus amigos organizan para divertirse se tuerce terriblemente y termina con un chaval ingresado en el hospital. Como castigo, el director del instituto obliga a Landon a hacer de tutor de un estudiante novato los fines de semana, y a tomar parte en la representación de primavera del Club Dramático. Las actividades contribuyen también a acercarlo a Jamie, que ya venía trabajando como tutora voluntaria en ese club y que tenía un papel importante en la función. Muy pronto —en contra de sus expectativas personales—, y entre las burlas de sus amigos, Landon se enamora de esa chica aparentemente gris que decide con gran independencia y libertad sus gustos y aficiones y posee una personalidad madura y reflexiva.

“Todo lo que ganemos en libertad y en sinceridad de vida supone siempre un paso adelante en el desarrollo de la auténtica personalidad…”

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply


ocho − 6 =