You are here: Home > Libertad, Valores > Los juegos del hambre (The Hunger Games), de Gary Ross (2012)

Los juegos del hambre (The Hunger Games), de Gary Ross (2012)

En Panem —lo que una vez fue Estados Unidos—, el implacable gobierno tiene a la población dividida en doce distritos aislados, cada uno más pobre que el anterior. Para evitar el enfrentamiento interno, las disputas se resuelven cada año en los Juegos del Hambre, un torneo televisado que también es un modo de entretener a la plebe. Dos jóvenes de cada distrito —entre los doce y los dieciocho años— compiten a muerte, y sólo uno puede salir vencedor. Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence), de dieciséis años, se presenta voluntaria para representar al distrito 12 en sustitución de su hermana pequeña Primrose, que ha sido la escogida por sorteo. Katniss es inteligente, hábil en la caza con el arco y las flechas, y participa en los Juegos a su manera, con sus propias reglas. Luchando por ser dueña de su destino —y tras sacrificarse por su hermana—, desafía también a los organizadores con decisiones inesperadas, y compite con las reglas de su conciencia y no con las que le imponen violentando su dignidad de persona. Los adolescentes —espectadores potenciales del film—, pueden descubrir en Katniss a una heroína que no cede en sus principios ni cae en la masificación de una sociedad que impone ciertas reglas de comportamiento o de diversión. Katniss es frágil, tiene sentimientos, se pone nerviosa cuando su vida se convierte en espectáculo televisivo, pero sabe que su lucha por la libertad personal —aunque la enfrente contra todo el sistema establecido—, merece la pena.

“La libertad de que gozamos constituye el regalo más grande que hemos recibido al venir a este mundo. Deberíamos tener una clara conciencia de lo valiosa que es, y luchar por mantenerla, defenderla y crecer continuamente en ella…”

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply


seis + 6 =